Noticias NacionalesPortada

El Gobierno vuelve a cargar sobre las jurisdicciones los controles para hacer cumplir el cierre estricto

Restringir la circulación es el leitmotiv de la cuarentena de nueve días que anunció Alberto Fernández para intentar mitigar los efectos de una agresiva segunda ola de coronavirus en la Argentina. Aunque el jefe de Gabinete Santiago Cafiero responsabilizó a las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, es una realidad que los controles -coordinados por Nación- fallaron.

Ante este escenario de escalada de contagios y muertes, los encargados de la Seguridad se reúnen en Casa Rosada esta mañana para tomar el mazo y volver a repartir en el AMBA. En el medio todavía resuenan la conflictividad política con Ciudad y los chispazos con el ministro bonaerense Sergio Berni.

La intención es corregir el rumbo y reforzar los controles, una medida que se escucha hace meses, pero no se ve en todo su esplendor en accesos ni en el transporte público. Fiestas clandestinas, ferias y reuniones sociales prosperaron pese a la prohibición.

Lo mismo ocurrió con algunas manifestaciones que, si bien no se mostraron masivas, agrupó a un número importante de personas en la zona del Obelisco.

El gobierno porteño ya anunció el cierre de más accesos: de los 127, permanecerán vallados 71. Solo se abrirán por emergencias, el resto serán vigilados por diferentes fuerzas de seguridad. Además, reforzarán los controles en centros de trasbordo y en los accesos del subte. Por su parte, Nación bajó todos los permisos para circular que estén dentro de las actividades esenciales.

 

Radio Antena Author
Sorry! The Author has not filled his profile.
×
Radio Antena Author
Sorry! The Author has not filled his profile.
Latest Posts